Armonía del Caos 2012

Armonía del Caos 2012

Caos 1

En las sombras, en la ausencia, hay un extenso abismo donde los elementos se mueven sin ningún orden aparente, sin luz, sin color, sin sentido. La oscuridad solo posee movimientos frenéticos invisibles que como una danza fuera de control logra construir, por primera y única vez, una composición armónica de su universo para ir desvaneciendo lo negro, lo sombrío, y así, de este modo, dar paso, muy brevemente, en la enormidad del tiempo, a la claridad , a la coloración, a las formas primigenias, y con ello a una embrionaria armonía visual y acústica.

Los espacios comprimidos van dando paso a zonas disipadas y abiertas donde se crean huecos en los que la luz va engendrando las formas de los primeros elementos que carecen aún de identidad reconocible. En esta realidad material el espacio formal elabora objetos y seres de naturaleza elemental y cambiante. Estas formas poseen una temporalidad que las precipita rápidamente hacia nuevas morfologías. Sin embargo, otras zonas no evolucionan en su creación y las existencias que las ocupan están todavía en su proceso de formación, su espacio está cubierto, durante un tiempo, por la oscuridad, por el silencio y por la existencia sin forma.

Incluso antes del Caos, los elementos ya tenían una existencia, y la distensión del espacio permitió que tomaran su identidad y su forma para dar inicio a una frenética armonía caótica. Las relaciones de los elementos, sus colisiones, sus fricciones, sus sonidos, van orquestando la gran sinfonía del espacio.

Todas y cada una de las infinitas formas, incluida la existencia humana, se hallan dentro de esta espiral sinfónica donde su danza no ha hecho nada más que nacer.

Manuel Gallardo 

Diciembre de 2012